Los beneficios del autoconsumo fotovoltaico

Los beneficios del autoconsumo fotovoltaico

España es un país con muchísimo sol. Junto con Portugal, son los países de Europa que disfrutan de más horas de sol. En España concretamente hay entre 2.500 y 3000 horas de sol al año, una media de 8,2 horas al día aproximadamente.

Según datos de la UNEF (Unión Española Fotovoltaica), en 2020, a pesar de la pandemia, se instalaron 596 MW de nueva potencia fotovoltaica en instalaciones de autoconsumo, lo que supone un aumento del 30% con relación al año anterior.

Los efectos del cambio climático los notamos todos, cada vez los veranos son más calurosos y hay fenómenos meteorológicos muy extremos cada vez con más asiduidad.

La población se ha sensibilizado de la necesidad de empezar a poner freno al cambio climático y apuesta más por nuevos modelos energéticos como la energía solar.

Hay una tendencia al cuidado del medio ambiente en el sector de la construcción. En 2020, por primera vez, las energías renovables han superado a las no renovables y son la principal fuente de electricidad en la Unión Europea.

Legislación fotovoltaica en España (2021)

La principal legislación sobre la materia en España está compuesta por:

  • Sistemas fotovoltaicos: Ley 24/2013 y RD 1955/2000
  • SFA o sistemas fotovoltaicos autónomos: RD 842/2002
  • Centrales fotovoltaicas: RD 413/2014 y RD 1183/2020
  • Sistemas de autoconsumo fotovoltaico: RDL 15/2018 y RD 244/2019

Común a los tres tipos de sistemas referidos existen fundamentalmente dos normas: 1º) La ley de sector eléctrico (ley 24/2013) y el 2º) RD 842/2002. Concretamente, el RD 842/2002 es básico ya que en él es donde se aprueba el Reglamente electrotécnico para baja tensión (REBT), de obligado cumplimiento para la práctica totalidad de sistemas fotovoltaicos.

Placas solares fotovoltaicas

Su funcionamiento se debe a una célula solar fotovoltaica, que modifica la energía solar y la transforma en eléctrica utilizando energía fotoeléctrica.

autoconsumo fotovoltaico sol

Cuando se exponen al sol, hay materiales como el silicio que generan corriente eléctrica. La energía de la luz solar (los fotones) liberan electrones, creando un flujo de energía eléctrica.

 Las placas solares tienen varias células fotovoltaicas, consistentes en capas de silicio con fósforo y boro, que debido a la radiación del sol generan una carga eléctrica.

Esta energía será transformada en CA (corriente alterna) mediante la conexión a un inversor, de manera que la energía que consumas en el día puede ser proporcionada por las placas solares.

Hay que tener en cuenta que el panel solar depende de la cantidad de sol, así que el voltaje proporcionado por las células solares es bastante regular y lineal, pero el rendimiento será diferente según la hora del día y la estación del año en que nos encontremos.

La potencia de las placas solares

La medida que se utiliza en los paneles solares es WP-vatios pico– Estos indican el rendimiento suministrado por los paneles si se tiene en cuenta una radiación y temperatura solar estándar.

Por eso, se deben calcular cuantos vatios pico -WP- se necesitan para lograr la máxima capacidad posible de autoconsumo.

Hay que estudiar factores como la zona geográfica en que se encuentre la instalación, la orientación del tejado y el ángulo.

Paneles solares de silicio: amorfos, policristalinos y monocristalinos

  • Los amorfos carecen de una estructura definida y pierden eficiencia durante las primeras semanas de funcionamiento. Son cada vez menos usados
  • Los policristalinos se identifican por su tono azulado y constan de cristales orientados de maneras diferentes. Son más baratos, pero son menos eficientes.
  • Los monocristalinos, que son las más aconsejados, se componen de un único cristal de silicio de alta pureza y solidificado a temperatura homogénea. Esto posibilita que los electrones se muevan más fácilmente. Este tipo de panel se considera normalmente un producto de mayor calidad.

Además de las células de silicio, las placas solares tienen un marco de vidrio que les confiere protección y durabilidad.

Y algunas placas solares tienen una tecnología llamada PERC, que funciona con la incorporación de una capa antirreflectante que incrementa el rendimiento del módulo en circunstancias de poca luminosidad.

Beneficios del autoconsumo fotovoltaico

La energía solar es ilimitada, limpia, ecológica, barata y no emite CO2. Sus beneficios principales son los siguientes:

  1. La persona que utiliza los paneles tiene un control de la instalación, sobre lo que está gastando o consumiendo y sobre el ahorro que puede producir respecto a la energía eléctrica, por ejemplo.
  2. Con la energía fotovoltaica, se nos da la bienvenida al mundo del silencio. Los paneles fotovoltaicos son silenciosos, no hay ruidos y eso es muy ventajoso en los ambientes urbanos y las zonas residenciales
  3. Rápida amortización. Aunque tienen un coste inicial que puede llegar a unos 600 u 800 euros, las placas se amortizan en aproximadamente 2 lustros por el ahorro generado en la factura, y después, la instalación permite un ahorro anual en electricidad.
  4. Desde 2019, los usuarios pueden acogerse a la compensación de excedentes.
  5. Las placas se instalan con facilidad y su mantenimiento también es sencillo
  6. Las ayudas públicas permiten a veces costear las cuotas de financiación de la instalación por un importe menor al que el cliente pagaba anteriormente en su factura eléctrica.
  7. Aumenta el valor del inmueble: Una instalación fotovoltaica incrementa el valor inmobiliario de la propiedad, lo que implica una inversión a largo plazo.

Vemos como el autoconsumo fotovoltaico es una concepción de consumo de energía solar acorde con las nuevas realidades tendentes a poner fin al cambio climático, en auge a nivel global.

Si necesitas asesoramiento sobre este tema, en Watium- Grupo Visalia somos expertos en el tema. ¡No dudes en ponerte en contacto con nosotros!

Close Bitnami banner
Bitnami