inercia térmica contribuye al ahorro energético header

¿Por qué la inercia térmica contribuye al ahorro energético?

La inercia térmica contribuye al ahorro energético, al igual que el aislamiento en la construcción. Ambos elementos contribuyen a la mejora del rendimiento energético de un edificio con el consiguiente ahorro en energía.

Qué es la inercia térmica

La inercia térmica es una propiedad por la cual, ciertos materiales de construcción son capaces de captar y acumular el calor del sol, para después liberarlo durante el invierno. Lo mismo sucede en verano, pero en este caso, almacenando el frío par luego difundirlo.

A mayor inercia térmica, resultará mejor la eficiencia energética de un edificio.

En cuanto a los materiales de construcción que proporcionan una alta inercia térmica son:

inercia térmica contribuye al ahorro energético cesped

  • Hormigón, con adecuados composición, fraguado y espesor es posible construir edificios de gran inercia térmica.
  • La piedra
  • Tierra, césped y barro: Las casas que se construyen enterradas tienen una estimable inercia térmica debido al uso de estos materiales.
  • Ladrillos de adobe tienen un buen funcionamiento térmico.
  • Arquitectura bioclimática: Usando muros con tanques rellenos de agua.

Cómo la inercia térmica contribuye al ahorro energético

Durante el invierno, cuando funciona la calefacción, los materiales como los descritos anteriormente con una alta inercia térmica, almacenan ese calor, que luego devuelven cuando se ha apagado y la temperatura ambiente va disminuyendo.

Pero en el caso del verano y especialmente cuando se producen las olas de calor, gracias a esos mismos materiales, se pueden mitigar los efectos que produce, evitando el sobrecalentamiento de una vivienda.

Con estos precedentes podemos ver que tener una alta inercia térmica contribuye al ahorro energético, además de mejorar la comodidad del edificio o vivienda.

Se puede decir que la inercia térmica:

  • Optimiza la aportación del sol, reduciendo el consumo de calefacción.
  • También optimiza la ventilación nocturna como método de refrigeración, acumulando sus efectos para luego difundirlos durante el día, disminuyendo el consumo de aire acondicionado.
  • Suaviza las oscilaciones en la temperatura interna de la vivienda.
  • En oficinas y edificios comerciales, retrasa las temperaturas máximas hasta que los ocupantes han salido.

Inercia térmica y aislamiento

No hay que confundir la inercia térmica con el aislamiento; se trata de conceptos diferentes, aunque se puede decir que son complementarios.

Instalar materiales aislantes en un edificio refuerza su estanqueidad. Las paredes son los lugares en los que el aislamiento es más importante para evitar unas oscilaciones térmicas muy elevadas en la vivienda.

De esta forma la temperatura interior será más estable, eliminando puentes térmicos, reduciendo el intercambio de calor entre el exterior y el interior de la construcción. Además, la inercia térmica almacena el calor en las paredes para luego difundirlo por la casa.

Cómo se mide la inercia térmica

La inercia térmica se mide a través de dos elementos:

  • Difusividad térmica: Sirve para saber la velocidad con la que un material cambia de temperatura en función de las condiciones térmicas del exterior.
  • Efusividad térmica: Capacidad del material para bloquear la transferencia calorífica.

Vistas ambas definiciones, se puede sacar en conclusión que una casa debe tener baja difusividad térmica para que el intercambio de calor entre el interior y la zona externa sea lento.

Con una adecuada efusividad térmica, será posible mantener el calor en el edificio durante el invierno y enfriarlo en verano, utilizando los materiales que cumplan los requisitos necesarios para ello.

En climas como el continental-mediterráneo, predominante en nuestro país, tiene unas variaciones entre máximas y mínimas superiores a 10° C es importante que se trabaje con materiales que aporten una alta inercia térmica.

Esto ocurre en ciudades del interior como Soria, Cuenca, Albacete o Guadalajara cuyas oscilaciones pueden llegar a los 14° o 16°. Por lo tanto, los materiales de construcción y el aislamiento son fundamentales para conseguir una inercia térmica que contribuya al ahorro energético.

Desde Watium- Visalia, te recomendamos tener en cuenta esta propiedad y si tienes cualquier duda, no dudes en contactar con nosotros.

Close Bitnami banner
Bitnami